19 de diciembre de 2012

Rich folks hoax

Necesito verlo... ya.

«En los años 60, un músico fue descubierto en un bar de Detroit por dos productores enamorados de sus melodías y sus letras conmovedoras. Grabaron un álbum que ellos creían que iba a situar al artista como uno de los grandes de su generación. Sin embargo, el éxito nunca llegó. De hecho, el cantante desapareció en medio de rumores sobre su suicidio encima del escenario. Mientras la figura del artista se perdía en el olvido, una grabación pirata encontrada en la Sudáfrica del apartheid se fue convirtiendo en un fenómeno.

Dos fans sudafricanos se empeñan ahora en averiguar qué pasó realmente con su héroe. Su investigación los ha llevado hasta una historia extraordinaria, hasta el mito de "Rodríguez". Esta es una película sobre la esperanza, la inspiración y el poder de la música.»


Esta canción me tiene enamoradísima.

2 de abril de 2012

Somebody that I used to know

Adictiva es la palabra que mejor define esta canción en estos momentos. Me enamoré nada más escucharla por primera vez hace un par de días cuando, adormecida sobre el pecho de mi novio haciendo zapping con desgana por los programas musicales de la madrugada, apareció como única opción interesante y fue un flechazo en toda regla. Parece ser que es muy conocida e, incluso, premiada y versionada, pero yo ni me había enterado hasta ahora. Y me alegro, porque así llegó sin ningún tipo de prejuicio, directa a los sentidos.

Reconozco que soy de aquellas que cuando me da por una canción, soy capaz de escucharla veinte o treinta veces seguidas sin cansarme. Pues bien, con esta me he superado. Debo llevar más de ochenta por lo menos, sin exagerar ¡y sigo sin querer escuchar otra cosa! ¡Es enfermiza! No sabría explicar las sensaciones que me produce, porque es una mezcla de felicidad y tristeza a la vez, una canción cargada de reminiscencias del pasado (por los recuerdos que me trae ese airecillo a Sting o Genesis, qué sé yo) pero que, a la vez, me hace tomar conciencia de en qué punto estoy ahora. Es que a mí... a la que me remueven la conciencia ya me han ganado para siempre. Hacía tiempo que no me calaba tanto una canción. ¡Me encanta!


22 de marzo de 2012

Un poco de llorera

La noche de hoy no ha sido memorable, que digamos, pero esta canción, por puro azar, la ha amenizado un poquito.


Por cierto, salvando diferencias obvias, ¿soy la única que ve un cierto parecido con esta canción?


Help, I have done it again
I have been here many times before
Hurt myself again today
And the worst part is there's no-one else to blame

Be my friend, hold me
Wrap me up, un-fold me
I am small, and needy
Warm me up, and breathe me

Ouch I have lost myself again
Lost myself and I am nowhere to be found,
Yeah I think that I might break
I've lost myself again, and I will, I'll say

Desde que la oí por primera vez en el último capítulo de A dos metros bajo tierra, me enamoré de ella y es de esas canciones que me hacen llorar sí o sí. Y qué liberador es poder hacerlo, aunque a veces no sea agradable al principio. Lo lamento por aquellos que no son capaces de llorar, ni que sea de vez en cuando. Me hace pensar, también, en fragmentos de mi vida, en lo que hecho mal, en lo que ha salido mal, en lo que han hecho otros que me ha afectado, pero también en lo que he superado porque, al fin al cabo, sigo viviendo. Además, el videoclip (que no me deja enlazar) no lo había visto hasta ahora y me gusta. Qué bonito parece todo a través de una polaroid.

18 de marzo de 2012

Sunday morning

I wonder, what a perfect Sunday morning
I could lay down on the ground, say to everyone around:
- Feel this Sunday morning light!

17 de marzo de 2012

Sábado

Llevo toda la semana pensando en el futuro y es increíble lo que eso desgasta el ánimo. Es absurdo, aunque inevitable. Necesito una tregua y volver mentalmente a momentos del pasado en que me sentía más segura y todo era más fácil. Esta canción me recuerda a una época en que, no sé si por ingenua o por valiente, aún era capaz de creer que podía comerme el mundo.

16 de marzo de 2012

After the moment

Invito a un café a quien sea capaz de escuchar esta canción sin que una sola parte de su cuerpo se deje llevar, ligeramente, por el ritmo.

15 de marzo de 2012

The Curse

A veces pienso en lo de que el tiempo pasa inexorablemente, que el mundo es muy grande y que nuestro amor puede que no sea eterno. Aunque pueda parecer una maldición que todo lo bueno tenga fecha de caducidad y la vida no vaya siempre según lo deseado, agradezco haber podido coincidir contigo en esta vida y haber compartido todo lo que hemos compartido juntos. 

 Te quiero  :]

14 de marzo de 2012

Lonely lights of London

Nunca había sentido tan de cerca el miedo a la soledad y la necesidad de ella a la vez. Tanto tiempo sin querer pensar en el futuro y hoy siento como que lo tengo que decidir todo de golpe. Y la música, una vez más, acompañando a la confunsión para hacerla más entrañable.


Nueva sección: "Discos Bandcamp". Clicando sobre el reproductor, puedes escuchar y descargar gratis su discografía. Repite conmigo: "no somos piratas, solo compartimos".

8 de marzo de 2012

Un amor teórico


Y si te digo amor de todo lo peor
es que en la práctica las cosas nunca salen
como uno querría, oh, no.

O si te digo, amor, podrás hacerlo mejor,
yo sé que por mucho que te esforzaras
la respuesta siempre sería que no.

En teoría sé que te amaré toda la vida
y cada día se hará fuerte mi fe.
Lo juro siempre te querré, en teoría.

Y si te digo, amor, que mi única intención
es hacer que respires fuerte
y que resbale baba por tu barbilla, así.

O si te digo, amor, se pone mucho mejor
cada vez que te oigo cantar,
que hace tin tu campanilla, tin, tin, tin.

En teoría sé que te amaré toda la vida
y cada día se hará fuerte mi fe.
Lo juro siempre te querré, en teoría.

-A ver, Christina, dime, ¿a dónde nos conduce todo esto?
-Yo que sé, Nacho, cada vez que creo que sé a donde voy acabo en un sitio distinto, el destino es el único accidente posible.
-No sé Christina, yo, yo estoy de acuerdo contigo en teoría, pero en teoría funciona incluso el comunismo, en teoría.

Tú eres Guillermo Tell y yo ahora la manzana
estamos siempre haciendo y deshaciendo el amor,
jugamos a tirar, a dar y yo soy mejor.

Ay que sí, que no, ay que no, que sí,
ay que sí, que no, que tú a mí no me quieres
como te quiero yo, oh, no.

Ay que no, que sí, ay que sí, que no,
que tú a mí no me quieres, niña,
como te quiero yo, oh, no.

En teoría sé que te amaré toda la vida
y cada día se hará fuerte mi fe.
Lo juro siempre te querré, en teoría,
lo juro siempre te querré, pero en teoría,
lo juro siempre te querré ...

28 de febrero de 2012

Sense

No recuerdo cuándo fue la última vez que escuché un disco nuevo del tirón y que me entusiasmaran tanto casi todas las canciones. Solo le he dado un par de escuchas pero esta chica ya se ha ganado mi simpatía, por lo menos hasta ver cómo evoluciona...

16 de febrero de 2012

Adrift

...When you're sad I will be lonely
But when you rise again I'll become the sun
I will shine down upon you
As if you were the only one...

15 de febrero de 2012

I was made to love magic

...I was born to sail away
Into a land of forever
Not to be tied to an old stone grave
In your land of never...

5 de febrero de 2012

Jammu Africa

Intentando adaptarme de nuevo a mi día a día. Sintiendo nostalgia pero contenta de volver a estar en casa.

13 de enero de 2012

In the summertime

...And once in a while,
I know our hearts beat out of time.
And once in a while,
I know they'll fall back in line.

Our love is strong.
Our love is strong.
Our love is strong.
While my heart's still pumping blood.


10 de enero de 2012

Goodbye

...I lost my job
I miss my mom
I wish my cat could talk
Everytime you leave this house, everything falls apart

Well, I don't love you, and I don't hate you
I don't know how I feel
Well, I don't love you, but I don't hate you
I don't know how I feel
I don't know how I feel
I don't know how I feel

2 de enero de 2012

The sound of silence (y feliz año nuevo)

Una canción a la que le tenía, digamos, algo de manía, de golpe, la otra noche se me reveló como algo grandioso capaz de ponerme la carne de gallina cuando la escucho una y otra vez. Fue, con ánimo de parecer cursi, casi una experiencia religiosa. 

Simon & Garfunkel, aunque no llegaban a disgustarme del todo, nunca han sido santo de mi devoción, probablemente por prejuicios, ya que canciones como Mrs. Robinson, Cecilia, El condor pasa, Bridge over troubled water, Scarborough Fair o esta misma, The sound of silence (sin contar su horrorosa versión Padre Nuestro o la de Agua Bendita), están tan manidas y las he escuchado tantas y tantas veces a lo largo de mi vida (M80 me descubrió grandes canciones en mi adolescencia pero también era de lo más cansina) que me daba pereza escucharlos más en profundidad. Desde hace unos pocos años la personita más especial de mi vida :] consiguió que los valorara mejor, descubriéndome alguna de sus canciones que ya son imprescindibles para mí, como America (en mi opinión, su mejor canción por ahora), Old friends, April come she will, Kathy's song, etc.

Pero no fue hasta la otra noche, la de fin año, cuando me decidí a escucharlos más a fondo, esta vez de verdad. Pasé la noche con mi novio y unos buenos amigos en su casa, y lo que no faltó fue música en toda la noche. Con cuatro guitarras, una armónica, un kazoo, una pandereta (de la que me enamoré) y unas maracas, pasé una de las mejores noches de fin año de mi vida. Bebiendo, cantando y sin parar de reír. Y sin gastar un duro.

Esta canción sonó cuando hacía unas pocas horas que habíamos cambiado de año y las burbujas del cava y el vino empezaban ya a hacer estragos en mi cuerpo. Mi amiga subió el volumen y dijo: "calláos que esta hay que escucharla con atención... ¡Me encanta!" Y así lo hicimos. Por unos minutos se hizo el silencio y aproveché para estirarme en el sofá, boca arriba, y relajarme... No llegué a emborracharme del todo, pero sí llegué al puntito de gustera que hacía que al cerrar los ojos todo diera vueltas e infinidad de colores que se entremezclaban parecieran bailar al son de la música en plan psicodélico. Mi mente espesa y mis conocimientos básicos de inglés me permitieron aún entender a la perfección la tercera estrofa cuando dice:

And in the naked light I saw,
ten thousand people, maybe more
People talking without speaking,
people hearing without listening
People writing songs
that voices never shared,
And no one dared
To stir the sound of silence
(Y en la luz desnuda vi /diez mil personas, quizá más/Gente conversando sin hablar/Gente oyendo sin escuchar/gente escribiendo canciones/sin compartir nunca sus voces/y nadie se atrevió/a perturbar el sonido del silencio)

y no sé si porque me sentí plenamente identificada, si por el placer de haberla entendido a la primera, o porque mi novio a mitad de la canción se puso a acompañarla con la guitarra, pero me emocioné. Me emocioné muchísimo. Y ahora cada vez que la escucho me emociono más. Es curioso pero me transporta a otro lugar, a otra época que me hubiera gustado vivir, me desinhibe y, a riesgo de volver a parecer cursi, me da ganas de sacar lo mejor de mí y ser cada día un poco mejor persona con los demás... Quizás ese sea mi mayor propósito del año. Y solo basta con tumbarse y cerrar los ojos para que la vida cambie un poquito o, por lo menos, la veas de otra manera. La música es magnifica.


Espero que la disfrutéis como yo y que hayáis empezado el año, como mínimo, igual de bien; con amor, salud, proyectos realizables, e ilusión, mucha ilusión a pesar de la crisis o de las dificultades varias.

Pinchad encima de los títulos de las canciones si queréis escucharlas del Youtube.

En capítulos anteriores...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.