13 de enero de 2012

In the summertime

...And once in a while,
I know our hearts beat out of time.
And once in a while,
I know they'll fall back in line.

Our love is strong.
Our love is strong.
Our love is strong.
While my heart's still pumping blood.


10 de enero de 2012

Goodbye

...I lost my job
I miss my mom
I wish my cat could talk
Everytime you leave this house, everything falls apart

Well, I don't love you, and I don't hate you
I don't know how I feel
Well, I don't love you, but I don't hate you
I don't know how I feel
I don't know how I feel
I don't know how I feel

2 de enero de 2012

The sound of silence (y feliz año nuevo)

Una canción a la que le tenía, digamos, algo de manía, de golpe, la otra noche se me reveló como algo grandioso capaz de ponerme la carne de gallina cuando la escucho una y otra vez. Fue, con ánimo de parecer cursi, casi una experiencia religiosa. 

Simon & Garfunkel, aunque no llegaban a disgustarme del todo, nunca han sido santo de mi devoción, probablemente por prejuicios, ya que canciones como Mrs. Robinson, Cecilia, El condor pasa, Bridge over troubled water, Scarborough Fair o esta misma, The sound of silence (sin contar su horrorosa versión Padre Nuestro o la de Agua Bendita), están tan manidas y las he escuchado tantas y tantas veces a lo largo de mi vida (M80 me descubrió grandes canciones en mi adolescencia pero también era de lo más cansina) que me daba pereza escucharlos más en profundidad. Desde hace unos pocos años la personita más especial de mi vida :] consiguió que los valorara mejor, descubriéndome alguna de sus canciones que ya son imprescindibles para mí, como America (en mi opinión, su mejor canción por ahora), Old friends, April come she will, Kathy's song, etc.

Pero no fue hasta la otra noche, la de fin año, cuando me decidí a escucharlos más a fondo, esta vez de verdad. Pasé la noche con mi novio y unos buenos amigos en su casa, y lo que no faltó fue música en toda la noche. Con cuatro guitarras, una armónica, un kazoo, una pandereta (de la que me enamoré) y unas maracas, pasé una de las mejores noches de fin año de mi vida. Bebiendo, cantando y sin parar de reír. Y sin gastar un duro.

Esta canción sonó cuando hacía unas pocas horas que habíamos cambiado de año y las burbujas del cava y el vino empezaban ya a hacer estragos en mi cuerpo. Mi amiga subió el volumen y dijo: "calláos que esta hay que escucharla con atención... ¡Me encanta!" Y así lo hicimos. Por unos minutos se hizo el silencio y aproveché para estirarme en el sofá, boca arriba, y relajarme... No llegué a emborracharme del todo, pero sí llegué al puntito de gustera que hacía que al cerrar los ojos todo diera vueltas e infinidad de colores que se entremezclaban parecieran bailar al son de la música en plan psicodélico. Mi mente espesa y mis conocimientos básicos de inglés me permitieron aún entender a la perfección la tercera estrofa cuando dice:

And in the naked light I saw,
ten thousand people, maybe more
People talking without speaking,
people hearing without listening
People writing songs
that voices never shared,
And no one dared
To stir the sound of silence
(Y en la luz desnuda vi /diez mil personas, quizá más/Gente conversando sin hablar/Gente oyendo sin escuchar/gente escribiendo canciones/sin compartir nunca sus voces/y nadie se atrevió/a perturbar el sonido del silencio)

y no sé si porque me sentí plenamente identificada, si por el placer de haberla entendido a la primera, o porque mi novio a mitad de la canción se puso a acompañarla con la guitarra, pero me emocioné. Me emocioné muchísimo. Y ahora cada vez que la escucho me emociono más. Es curioso pero me transporta a otro lugar, a otra época que me hubiera gustado vivir, me desinhibe y, a riesgo de volver a parecer cursi, me da ganas de sacar lo mejor de mí y ser cada día un poco mejor persona con los demás... Quizás ese sea mi mayor propósito del año. Y solo basta con tumbarse y cerrar los ojos para que la vida cambie un poquito o, por lo menos, la veas de otra manera. La música es magnifica.


Espero que la disfrutéis como yo y que hayáis empezado el año, como mínimo, igual de bien; con amor, salud, proyectos realizables, e ilusión, mucha ilusión a pesar de la crisis o de las dificultades varias.

Pinchad encima de los títulos de las canciones si queréis escucharlas del Youtube.

En capítulos anteriores...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.